Aves Exóticas

Cucaburra ventrirrufa

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on whatsapp
Compartir

Nueva Guinea tiene muchas especies de aves, pero muy pocas se pueden comparar con la maravillosa cucaburra ventrirrufa. ¿Nunca habías oído hablar de ella antes? Pues prepárate, porque te va a encantar.

¿Cuál es su zona de distribución?

Se la conoce con el nombre de dacelo gaudichaud en la comunidad científica, y se trata de una especie de ave coraciforme de la familia de los halcyonidae. Es endémida de Nueva Guinea y las islas circundantes. Su nombre lo recibe en honor a Charles Gaudichaud-Beaupré.

Está muy distribuida por las selvas de tierras bajas de Nueva Guinea, pudiendo encontrarse también en las islas circundantes como las islas Aru, Yapen, Batanta, Gam o Waigeo. En los últimos años también se ha encotrado en la isla Saibai, en Auestralia.

¿Cómo la podrías reconocer?

Es un ejemplar un poco más pequeño que el resto de miembros de su familia, midiendo 28 cm de longitud y 143 gramos. Presenta un ligero dimorfismo sexual, pues los machos tienen un tono azul en su cola que no tienen las hembras ni los ejemplares más jóvenes.

La mayor parte de su cabeza es de color negra, salvo en una lista postocular de color blanco. Cuenta con una franja alrededor del cuello que también es de color blanco. La zona de su pecho y vientre son de un tono castaño rojizo, y su pico es de un tono blanquecino. Al contrario que sucede con otras cucaburras, esta tiene el pico totalmente oscuro, salvo cuando son jóvenes que es de un tono grisáceo.

Se han registrado algunos híbridos infértiles de esta especie con los de otras cucaburras, aunque en los últimos estudios genéticos realizados se ha demostrado que es la más alejada genéticamente del resto de sus familiares.

¿Quieres saber más sobre su comportamiento?

Se trata de una especie poco común, a pesar de que no se encuentra en preocupación por la lista roja de la UICN. Vive en zonas de selva con gran densidad de vegetación, mientras que otras cucaburras prefieren los espacios más abiertos. No suelen vivir en grupos, sino que lo hacen en solitario o en parejas. Suelen verse en zonas con abundantes perchas en la selva, desde donde vigilan el entorno para detectar su presa y así poder lanzarse sobre ellas y atraparlas antes de que escapen.

La alimentación de esta especie suelen ser insectos de gran tamaño, pero también puede consumir algunos vertebrados pequeños, como roedores. Lo hace con menos frecuencia que otros miembros de su familia. Además, debido a su pequeño tamaño se puede intimidar por las aves un poco mayores que ellas. Los machos son bastante agresivos cuando se trata de defender el territorio.

La temporada de reproducción suele darse entre mayo y octubre, aunque los jóvenes pueden hacerlo cerca del mes de febrero. Lo normal es que hagan una única puesta al año. La hembra construirá su nido sobre un montículo de termitas y pondrá entre dos y cinco huevos (aunque lo normal es solo dos). La incubación puede durar entre 20-35 días. El tiempo de permanencia de los jóvenes puede variar. No obstante, al contrario que sucede con otras cucaburras, los ejemplares jóvenes no se quedan para ayudar en la cría de otra generación de cucaburras ventrirrufa.

lo-mejor
Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on telegram
Compartir

También puede gustarte

Ir arriba